lunes, 30 de abril de 2012

Museo de la Imagen, Santiago de Cuba


Durante mi visita a Santiago de Cuba por cuestiones de trabajo, tuve la oportunidad de visitar numerosos lugares de valor histórico y cultural, pero uno  que pasa inadvertido al visitante, casi desconocido y único de su tipo en nuestro país, llamó especialmente mi atención. A solo unas cuadras del edificio que aloja la EMPROY 15, inmueble proyectado por el Arq José Antonio Choy en la década del 80 del siglo pasado, en el barrio Vista Alegre, se encuentra ubicada una casa que alberga el Museo de la Imagen Bernabé Muñiz Guibernau.

En este pequeño museo se puede disfrutar de un impresionante muestrario de cámaras fotográficas que fueron propiedad de Bebo Muñiz, un adicto a la fotografía y a todo lo relacionado con ella, quien fue capaz de atesorar una colección que recorre desde el surgimiento de la fotografía hasta nuestros días, y donó dicha colección para la creación de este inmueble.



La explicación acertada y profunda de la guía del museo nos permite recorrer la historia de la fotografía y de parte de los elementos de la colección, desde las heliografías, pasando por el daguerrotipo y los hermanos Lumière (también dentro de la colección se conservan videocámaras) y las estereoscópicas.

La historia de nuestra radio y televisión no queda fuera de este recorrido, pasando por las primeras cámaras americanas y japonesas, hasta las rusas usadas en los 70s y 80s y las actuales.


Sin duda, un lugar más este museo, donde visitar y conocer de la cultura fuera del recorrido típico al que acostumbra el turista nacional, tan necesitado de salirse un poco de las visitas dirigidas solo a sitios históricos y turísticos.


Alejandro 30.04.12


jueves, 5 de abril de 2012

to DAY

Abrimos este espacio para compartir sobre los temas que más nos interesan en DAG, la arquitectura, el diseño, el urbanismo, lo que acontece en las ciudades cubanas actualmente, y por supuesto, las ideas y proyecciones para el futuro. Hoy es un día especial, hace un año que Dayman se nos fue y es por eso que quisimos dedicarle esta primera entrada.

A él, que sigue entre nosotros…


Hoy quiero darte otra alegría, hacerte feliz como tanto me gusta. Será porque he vivido un año sin ti, será porque un año después ya aprendo a vivir contigo de otra forma, teniéndote cerca aunque lejos, lejos aunque dentro. Será que cada vez soy menos yo y más tú; y resulta que ahora me importan las fechas, los aniversarios, el tiempo… El tiempo que gasté y tú me enseñaste a valorar, el que pasé y no pasé contigo, el que seguimos compartiendo y que ya nos alcanza para sentirnos, nos sobra para tenernos… Será que hoy vivo por los dos porque no queda remedio, o porque alguien lo quiso, o porque tú lo pediste… o, por qué será?

Gra  27.03.12


Sirva este blog no solo para apoyar la arquitectura joven cubana y en especial nuestra forma de verla como equipo, sino para hacer un eterno homenaje a mi hermano Dayman, con quien tuve la fortuna de compartir durante 20 años, cuando aún no pensábamos ni sabíamos qué carrera íbamos a ejercer o qué nos deparaba el futuro, cuando la profesión no formaba parte de nuestras aspiraciones, o acaso sí de forma inconsciente. Pretendió el destino truncar su ritmo impetuoso por la vida y su sueño, cortando su existencia física, pero no puede borrar su imagen de mi mente y su esencia de mi corazón.
Sé que trabajando y luchando porque la arquitectura de nuestra generación salve los múltiples obstáculos que a diario tiene que sortear para librarse de la indolencia y la apatía, es el mejor agasajo que puedo hacerle profesionalmente; espero que otros que también lo conocieron, se sumen y hagan lo mismo. Como amigo le entregaré lo que siempre le di, mi respeto constante y mi cariño.

Ale  01.04.12


Hoy, como tantos días,  hago una pausa para pensar en él; para recordar al amigo entrañable, al compañero de todo momento, a uno de los mejores consejeros, tanto en lo profesional como en lo humano, que he conocido. Sea dedicado en este día, que ya se cumple un año de no tenerle entre nosotros, este homenaje a quien no descansó, ni aún en los últimos días de su efímera vida, de trabajar y luchar por dejar una huella imborrable en la arquitectura cubana; cosa que por poco que se busque en su obra, logró plenamente.
A nuestro querido Dayman…hoy y siempre.

Mireille  02.04.12


Querido Dayman, hijo: permíteme que te llame así, Hace un año que partiste, te fuiste dejándonos una sensación de vacío insustituible; llevándote tu sonrisa imperecedera, tus sueños, tus planes personales y profesionales, tu tenacidad en el trabajo y en todo lo que te propusiste.
Un día me dijiste que querías tener un nombre dentro de tu profesión, te contesté que eran tiempos difíciles para ello, sin embargo lo lograste, el gremio te respeta y ha sentido tu partida, podrías haber alcanzado más pero la vida traidora te entregó, sin darte más oportunidades. ! Cuántos han llorado tu marcha! vi hombres llorar a lágrimas vivas el día que partiste; he sentido una tristeza infinita ante el dolor de tu madre, de mi hija: tu compañera en la vida, de tus familiares, de tus amigos y compañeros de trabajo...de mi propio dolor...
Desde mi posición de cristiana aún me es difícil comprender por que te llevaron de nuestro lado tan joven, tan lleno de optimismo... con tanto por hacer... ¿es qué acaso los buenos viven menos? porque eso fuiste, una buena persona: excelente hijo y esposo, amigo y compañero...
En cada rincón de esta casa que es la tuya percibo tu presencia, en los muebles que diseñaste, en los colores de las paredes, en los ornamentos, en la música, en los muchachos trabajando no dudo que impulsados por ti...por tu ejemplo y tu recuerdo...
La vida nos puso una dura prueba, no nos veremos más en esta vida, pero por tus virtudes, y porque solo el Señor conoce la fe de cada uno de sus hijos, estás en la presencia del Señor, y algún día nos volveremos a encontrar...
Dayman hasta la eternidad...

Loly  02.04.12


Arquitecto, diseñador, escultor, poeta …..Cómo lo hiciste?
Eres la muestra de que fuiste todo lo que  quisiste ser, además de la paz para nuestras energías y consejo para nuestras almas.
Se ha perdido la estrella mía, el orgullo y ejemplo de firmeza, tantas palabras que me dijiste, tantos sentimientos que compartimos, tanta admiración a tu obra y tu ser que no me dejan dejar de pensar en ti.
A veces me rio de tu risa pues la veo cuando se me nubla el día, es ahí cuando levanto la cabeza y sigo adelante mi hermano, como me enseñaste, como me has hecho aprender.
Te prometo que viviré  con toda la intensidad para honrarte, cuidare de tu amor que es también el mío y te  daré lo mejor de mí por siempre.
Me muero porque me muerdas el cachete….

Mae  04.04.12