martes, 23 de agosto de 2016

Lamparilla 361. Tapas y Cervezas

DAG proyectó en el año 2015 este Bar-restaurante localizado en La calle Lamparilla, a solo pasos de la Plaza del Cristo de la Habana. Ubicado en la planta baja de un edificio de viviendas y originalmente utilizado como oficina, se refuncionaliza esta vez como un servicio de restauracion gastronómica. Se trabajó la propuesta aprovechando los grandes vanos originales, que mantienen un extrecha comunicacion con el exterior y se le otorgó al interior un toque eclectico, basado en la mezcla de elementos contemporaneos y tradicionales, algo de reciclaje y texturas al descubierto.

Situación de partida


Siempre vinculando otras disciplinas artísticas como es característico en nuestros proyectos, un especial agradecimiento al Arquitecto y Artista Plástico Osmany García Fuentes y amigos por su colaboración en la ejecución de los murales.

Propuesta



Obra terminada


     













viernes, 11 de marzo de 2016

Bar-Café Habana y Empedrado


DAG interviene en este pequeño local, una vez más en la Habana Vieja, que definitivamente es una de las áreas de la ciudad de mayor atractivo para la inversión privada. El local retoma su función de servicios, esta vez con un bar-café de esquina, uno de esos espacios tan populares en nuestra ciudad tradicional. De ahí la propuesta de un ambiente casual, abierto, que aprovecha la doble altura para aumentar la espacialidad, y que retoma elementos y materiales existentes con la intención de integrarse armónicamente a este contexto histórico.










lunes, 18 de enero de 2016

"Nuevo Habana 61"

A continuación presentamos la propuesta para el "Nuevo Habana 61" (ver imágenes del proyecto original).


Con más de dos años de inaugurado, este bar-restaurante ha tenido una exitosa inserción en la floreciente red gastronómica privada de la ciudad, a la vez que es uno de los proyectos con el cual estuvimos muy satisfechos por la calidad de ejecución y respeto al diseño.
A mediados del 2015, en parte como consecuencia del deterioro del mobiliario original y la necesidad de sustituirlo por alguna producción artesanal, el cliente dueño del local nos solicitó presentáramos una propuesta de cambio de imagen, esta vez con un concepto más abierto y cálido, con lo cual se lograra ampliar la clientela aumentando la atracción del turismo que es predominante en esta zona del Centro Histórico.







El concepto espacial se mantuvo, preservando elementos principales como la barra, el techo, la pared-espejo y la disposición del mobiliario en general. El cambio se propone fundamentalmente en los acabados, las texturas y el tipo de muebles, que pasa de una línea más fría e industrial de asientos de piel y bases cromadas a diseños con madera y tejidos  que aportan texturas y color al espacio. Se intervino también en el piso y la gráfica de las paredes, retomando algunos principios de la propuesta original que no fueron ejecutados, y se rediseñó la entrada, donde se propone un panel plegable de madera que se mantiene abierto durante las horas de uso lo que permite una comunicación más directa con la calle